Saturday, November 27, 2004

HABITOS DE LECTURA

HABITOS DE LECTURA

El grupo La Luz ha desarrollado un trabajo de investigaciòn bibliogràfica, teniendo como base la informaciòn proporcionada por la red, afin de responder a las interrogantes en relaciòn con la comprensiòn lectora y los hàbitos de lectura.

En primer lugar, consideramos necesario definir la COMPRENSIÓN DE LECTURA . Hoy en día la comprensión de lectura ha cobrado una gran importancia a nivel nacional ya que constituye un vehículo para el aprendizaje, para el desarrollo de la inteligencia, para la adquisición de cultura y para la educación de la voluntad.
La comprensión lectora es el método de elaborar ideas por la vía de aprender las más relevantes del texto y relacionarlas con las ideas que ya se tienen: es el proceso a través del cual lector se relaciona con el texto. Sin importar la extensión o brevedad de ella, el proceso se da siempre de la misma forma. La lectura es una estrategia. El lector eficiente controla constantemente su propia comprensión. Está vigilante a las interrupciones de la comprensión, es selectivo en dirigir su atención a los distintos aspectos de la lectura.
La comprensión de lectura también involucra un número considerable de habilidades; la comprensión es un diálogo entre el autor y el lector; por lo tanto un lector interpreta el contenido de un texto de acuerdo con su percepción de lo que el autor se propone: informar, persuadir, divertir, orientar etc. La comprensión de lectura se considera compuesta de diversas habilidades para comprender explícitamente lo dicho en el texto, el lector comprende un texto cuando es capaz precisamente de extraer el significado que el mismo texto le ofrece. Esto implica reconocer que el sentido del texto está en las palabras y oraciones que lo componen y que lector debe descubrirlo. La lectura está considerada -y nadie la niega- como la actividad más importante que se realiza en todo proceso real de aprendizaje. El traslado de signos gráficos a sonoros apenas alcanza un nivel de lectura mecánica, pero que de ninguna manera constituye lo que realmente debe ser la lectura : el proceso intelectual por medio del cual se comprende el sentido de un texto.Cuando hablamos de comprensión lectora nos referimos a la capacidad que posee cada lector de entender textos escritos de distinta índole, captando el mensaje que el texto contiene, y recreándolo, es decir, la comprensión de lectura implica reconocer que el sentido del texto está en las palabras y oraciones que lo componen y que el papel del lector consiste en descubrirlo. Se puede decir también que es el entendimiento de textos leídos por alguna persona permitiendo la reflexión sobre esta, pidiendo indagar, analizar e interpretar lo leído. La comprensión lectora es uno de los objetivos que ha de alcanzar todo buen estudiante porque le facilita la adquisición de conocimientos. Se debe tener en cuenta que los aprendizajes se hacen en su mayor parte, en libros y textos escritos. Incluso no sólo hablamos de conocimientos sino también de desenvolvimiento en la expresión ( facilidad de palabra). La comprensión de lectura no es como muchas personas creen como tomar un libro y leerlo de la manera más rápida posible, sin pensar en una preparación. Idealmente el lector debe poseer una actitud positiva con el fin de recibir el contenido con interés y gusto. En este caso, antes de iniciar la lectura, el estudiante se pregunta qué sabe acerca del tema, qué más quisiera saber o qué puede esperar de él. La lectura es aquella que nos proporciona cultura, desarrolla el sentido estético, actúa sobre la formación de la personalidad, es fuente de recreación y gozo.

INTERESES DE LOS ALUMNOS EN RELACIÒN A LOS HÀBITOS DE LECTURA

En los niños los intereses están en función de su necesidad de afecto y de seguridad por parte de sus padres. .Para despertar en los niños una actitud curiosa, activa y creativa hacia la lectura se considera fundamental la motivación, desde el hogar. Pero otro aspecto también importante es la selección de libros de lectura. ALLER, C. nos dice:
"La experiencia de varios centenares de centros escolares sobre la elección de libros para leer nos muestra que la mejor opción es la de ofrecer títulos variados para que los niños lectores hagan uso de su libertas al decidir lo que quieran leer".
El niño lector debe ser libre a la hora de elegir sus libros de lectura. Pero en cierto modo, si conocemos, aunque sólo sea a grandes rasgos la personalidad del niño, podemos sugerirle de alguna manera la lectura de unos libros determinados, teniendo presente que no debemos obligarles jamás a leer lo que no deseen.
Sobre este tema otro autor, ANDRICAÍN, S. opina:
"Es importante, por ejemplo, saber qué tipo de obras suelen preferir los muchachos en los distintos estadios de su maduración intelectual y psicológica. Si bien es cierto que siempre existen diferencias dentro de las irregularidades de cada edad, esos intereses pueden ser una valiosa pista para llegar a nuestro objetivo".
Este autor nos propone para cada etapa, en la vida del niño, unos modelos de lectura que van cambiando según las edades y los gustos de cada cual. Este punto resulta fundamental tenerlo en cuenta a la hora de motivar al menor hacia la lectura.
En Educación Infantil es conveniente que el niño maneje libros ingeniosamente ilustrados, con colores llamativos, donde pueda reconocer elementos de su entorno más cercano (familia, objetos de la casa, animales, etc..). Personalmente creo que también sería beneficioso para el pequeño que después de leerle cuentos cortos o de recitarle poesías simples, se intentara escenificar con él alguna de las partes de la lectura, de esta forma se le irá acercando poco a poco a la idea de que leer es divertido.Algunos ejemplos de estos cuentas para esta edad serían algunos de los recopilados de internet, todos ellos sacados de los Tesoros del Arcoiris.
Para los niños del primer ciclo tenemos las rimas que posean musicalidad y ritmo así como las historias de repeticiones. A mi parecer son recomendables para la edad de seis o siete años (siempre sin generalizar) todos los cuentos sencillos que contengan ternura y un toque de magia, como son, por ejemplo la colección de Cuentos Clásicos Infantiles: Pinocho, Blancanieves, Caperucita Roja, Hansel y Gretel, Cenicienta, El Patito Feo, El Libro de la Selva, Bambi, Alicia en el País de las Maravillas (...). Aunque he de reconocer que estos títulos resultan muy atractivas en todas las edades. Otros de los ejemplos los podemos consultar en el Anexo I (El gato de los bigotes mágicos).
Cuando el niño cuenta ya con ocho o diez años de edad se le considera un lector autónomo. Para él se recomiendan lecturas ágiles, que no muestren extensas descripciones. La fantasía suele atraerles bastante. es muy probable que disfruten con las leyendas y los mitos, como por ejemplo "el libro de Monstruos, Dioses y Hombres".

Los niños van creciendo y como mencionamos anteriormente sus gustos van cambiando. A partir de los once años es probable que el niño tenga preferencia por los libros de carácter más realista: aventuras y desventuras de piratas, caballeros andantes, cosmonautas, etc.. Unos libros interesantes para los niños de doce o trece años son: "La isla del Tesoro", "Las aventuras de Tom Sawyer" etc.. No obstante en esta edad no podemos olvidar que ya les empiezan a interesar las historias de amor.
Resumiendo, se pude comprobar el hecho de que hoy día, la mayoría de las obras editadas para el público infantil y juvenil, llevan escritos en sus contraportadas las edades para las que se recomienda el libro. Sin embargo debemos tener en cuenta que los niños tienen la última palabra sobre sus gustos.

En los adolescentes, se presentan muchas características, de las cuales podemos mencionar dos que se relacionan con la adquisición de hábitos de lectura:

Preocupación por el futuro

Control de sus propias metas

Ellos pueden considerar importante la lectura y valorar sus propios esfuerzos por mejorarlas, al ver que en estudios superiores les será de gran utilidad, por lo que necesitarán de un mayor esfuerzo en un tiempo mínimo. Por otro lado, requieren cierta independencia y sentir que controlan su objetivos y metas, por lo tanto la lectura será más motivadora sin la imposición paterna o escolar.

MOTIVACIÒN DE LA COMPRENSIÒN LECTORA

La esencia del ejercicio para la animación a la lectura es conseguir que el niño está motivado, de manera que, como se ha venido diciendo a lo largo de este trabajo, que leer para él se convierta en un acontecimiento divertido, entretenido, solaz, un juego en el que él se siente feliz y seguro.
Es conveniente presentar el libro como un objeto divertido, (a los niños les encantan las cosas divertidas), después de todo leer es descubrir, conocer, y esta necesidad, de conocer, de explorar incluso lo que está prohibido para ellos, es un apetito innato y está vivo dentro del niño, simplemente tenemos que despertar estas inquietudes. de esta forma nos aseguraremos que su satisfacción mediante la lectura se convierta en un vía privilegiada de acceso al placer del descubrimiento.
Por otro lado, cabe destacar que es fundamental hacer más hincapié en los primeros años de escolaridad del niño, porque el proceso de la lectura se hace más fácil en esas edades. Ya que el niño dispone de menos esquemas mentales, es decir son más rudimentarios y no se tienen consolidados todavía las estrategias cognitivas.
Este esfuerzo es esencial, puesto que si el niño supera con éxito este "escalón" empieza a entender lo que lee y conseguirá en los años siguientes de su vida gozar verdaderamente de la lectura, por que un libro llama a otro libro.
En los primeros años de Educación Primaria es donde cobran más protagonismo las estrategias lectoras y los juegos que animan a leer. Se hace, pues, necesario mostrar al niño el libro mediante juegos, actividades lúdicas y didácticas a la vez, programadas en la escuela para que ayuden a potenciar futuros lectores.
Es importante asegurarse que el juego, el cuento, los trabalenguas, las adivinanzas, las poesías no caigan en el olvido a la hora de formar buenos lectores, ya que, son un fabuloso camino para llegar a nuestra meta, tan repetida en este trabajo. No podemos olvidar que tenemos que contar con unos competidores muy especiales: televisión, videojuegos y ordenador. Estas son las actuales motivaciones extraescolares con las que debemos luchar desde los propios centros escolares para crear auténticos hábitos lectores, y "ganar la batalla" a estos otros hábitos juveniles.
Nos debemos plantear otra pregunta importante: ¿Hay que obligar a leer?. Después de una larga reflexión ciertos autores han llegado a la conclusión de que no es conveniente imponerse para obligar a los alumnos a leer, puesto que el verbo leer no se puede conjugar en imperativo. Se ha demostrado que ha la larga es más efectivo realizar actividades que motiven a la lectura voluntaria de los discentes.
Resumiendo, sabemos que en general al niño no le fascina leer pero creemos necesaria la labor docente y la labor de la propia familia, utilizando estrategias lúdicas, para motivarle y crear en él hábitos de lectura.
La labor familiar y docente.
A muchos padres y profesores les preocupa el hecho de que su hijo o su alumno, según corresponda, no lea ni un solo libro fuera de las aulas y estén todo el día pegados al televisor o a sus videojuegos.
Sobre este punto ANDRICAÍN, S. afirmó lo siguiente:"En la tarea de acercar a los más jóvenes a la lectura, los padres no se encuentran solos. En esa batalla pueden hallar el apoyo de importantes aliados, como los maestros y los bibliotecarios. Cada quién en su terreno y con las armas propias de su condición, puede hacer mucho. Lo ideal es que esos tres factores (hogar, escuela, biblioteca), conjuguen sus empeños".


Yolanda Reyes nos dice: "donde quiera que haya un niño sentado en las rodillas de su mamá siguiendo, con los ojos muy abiertos, las peripecias de un héroe de papel, existe una promesa de lectura. Y cuando a cada maestro, en su aula de clase, se le empañe la mirada o se le quiebre la voz compartiendo con sus alumnos un poema que los hace sentir como en su propia casa, empezarán a sobrar todas estas palabras que se escriben sobre el fomento y la promoción de la lectura", porque ya se estará dando todo lo que nosotros perseguimos, simplemente no habrá cronómetros ni estadísticas ni patrones metodológicos que puedan medir sus avances.
Ellos nos proponen un truco muy simple, por llamarlo así, que consiste en que en casa se ponga al alcance de los niños libros, resistentes si aún son pequeños, de colores llamativos, de cartón o plástico y que ellos puedan palpar y manipular para que sientan ganas de abrirlos y de ojearlos. Así de esta forma habrá muchas posibilidades de que el niño escoja alguno de los libros y definitivamente lo lea.

Recomendaciones.
Voy a citar unas cuantas recomendaciones encontradas en los artículos consultados, para aquellos padres "inquietos" por la poca afición de los niños a leer.
¤ Si le gusta leer hágalo, sería bueno para el niño. Y si no le gusta intente descubrir con él el placer de la lectura.
¤ Cuando el niño está aprendiendo a leer es conveniente acompañarlo y comentar con él la lectura. también se pueden hacer juegos, dramatizaciones, etc.
¤ Hacer actividades lúdicas (juegos y actividades).

¤ No comparar las habilidades lectoras del niño con los de otros, aunque a su juicio lean mejor.
¤ La lectura ha de ser vista como una fiesta, nunca como un castigo. Podemos premiar a los niños con libros o con un ratito de lectura.
¤ Leerles cuentos, poesías, etc. en voz alta, y desde que son muy pequeños.
¤ Que el niño le acompañe en sus visitas a la biblioteca o a la librería.
¤ Al seleccionar un libro para el niño recuerde que el principal criterio será el placer que pueda experimentar al leerlo.
¤ No le imponga sus gustos.
¤ Si los padres no leen difícilmente se podrá convencer a un niño de que leer es algo útil y agradable.


Para que los niños se decidan a leer, debemos abordarlos desde distintas fuentes. Así que habrá que animar al niño a leer desde varios frentes: desde la lectura, desde la escritura, desde la oralidad y desde otras formas de expresión. Voy a exponerlas todas ya que nos pueden ser útil ya que nuestras actividades para la animación a la lectura no es solo leer.
Animar desde la lectura:
-El niño debe contar con una oferta variada de libros y no descuidar los libros de tipo informativo.
-Hay que darles libertad para elegir sus lecturas y distintos tiempos para leer, en función de sus capacidades e intereses.
-Comprar y seleccionar libros no en función de ofertas editoriales o de otro tipo, sino los que creamos y nos parezcan interesantes por su calidad, interés, oportunidad..., esto supone que estemos informados y nos preocupemos por ofrecer al niño lo mejor que podamos encontrar para ellos.
-Establecer formas de presentación de los nuevos libros (expositores en aulas y Biblioteca, hablar del autor, tema, leer en voz alta en la clase fragmentos o capítulos, hacer algún comentario divertido sobre los personajes o situaciones, etc..).
-Diseñar programas de animación lectora para cada curso con objetivos, actividades y recursos.
Animar a leer desde la escritura:
-Para que el niño lea es muy beneficioso ayudarle a producir sus propios textos.
-Tener en cuenta todos los tipos de escrituras que se pueden producir y trabajarlas en las aulas: Personal (diarios, cuadernos de viaje, recuerdos, agendas..), Funcional (cartas, contratos, resúmenes, solicitudes, invitaciones, felicitaciones, facturas..), Creativa (poemas, cuentos, anécdotas, gags, novelas, ensayos, canciones, chistes...), Expositiva (informes, exámenes, periodismo, literatura científica, noticias, entrevistas, instrucciones...), Persuasiva (panfletos, opinión, publicidad, anuncios, eslóganes...), etc.
-Recopilar, crear y recrear partiendo de la tradición oral y la poesía.
-Juegos con el lenguaje y técnicas para desarrollar la imaginación y fantasía.
-Creación de dossieres, diarios, murales, libros comunes.
-Participación en periódico o revistas escolares.
Animar a leer desde la oralidad:
-Trabajar el lenguaje y la expresión oral.
-Hacer juegos fonéticos con las palabras.
-Trabajo oral con el folklore infantil.
-Actividades de recitado de poesías y retahílas, cantado de canciones, contar cuentos, anécdotas, relatos...
-Animar a leer desde otras formas de expresión.
-Utilizar la ilustración, historieta gráfica, fotografía, publicidad, cine teatro, música, prensa, radio, espectáculos...
Animar a leer desde el juego
Según nos afirma el D.C.B. de Primaria:
"El juego es la forma más natural de aprender. Su práctica contribuye al desarrollo social y afectivo de la personalidad y fomenta la adquisición de actitudes, valores y normas. El afán de logro propiciado produce la observación voluntaria de una disciplina".

"En relación con la preparación dela lectura, es muy importante que se cumpla una doble función: la de motivar y estimular al niño para la lectura del texto, y la de acercar y aclarar todos aquellos aspectos que puedan ofrecer dificultades para su comprensión".
Por ejemplo: Los niños deben imitar, a través de una simple escenificación, acciones referidas a personajes de los cuentos o lecturas, que previamente han leído en clase, comenzando siempre con el "Yo, Yo...Soy.."
Participantes y director: Puede participar todas la clase, pero sin alargarlo para que no se haga pesado. El animador prepara con antelación dos tipos de fichas, unas con personajes del cuento y otras con preguntas que sugieran las acciones de los mismos.
Material y tiempo: Libros de lectura, fichas fabricadas por nosotros con dibujos y frases, dos cajas sorpresas. Emplearemos diez minutos en la motivación y en el resto de la estrategia treinta minutos.
Metodología: Para motivar a los niños el profesor realiza unas acciones que sean graciosas y ellos deben imitarlas. La metodología de juego puede varias en función de la edad que tengan los jugadores, pero la dinámica es la misma: el niño coge una ficha de cada caja, en una pone por ejemplo "Yo soy un mono" y en la otra " "¿Cómo ando yo ?" o "¿Donde vivo yo ?", así, mientras que los niños van contestando a las preguntas simula las acciones correspondientes al personaje que le ha tocado.
Esta actividad me parece muy interesante porque a los niños les encanta imitar y de esta forma tan divertida les motivamos a leer ya que partimos siempre de la lectura de un cuento, una fábula, una poesía. Esta actividad se puede acompañar de música relativa a los cuentos a tratar lo cual, encanta a los niños y les ayuda a escenificar y a moverse.
Se entiende entonces que la lectura, es un acto motivado. Una persona que interactúa con un texto con el propósito de comprenderlo se comporta intencionalmente. Durante la lectura, la persona actúa deliberadamente y con un propósito. Por lo tanto, una explicación en términos motivacionales es de suma importancia para dar una respuesta al acto de leer.
Con respecto a los factores motivacionales, hacemos una serie de preguntas que van a medir los tres motivos más estudiados: el logro, la afiliación y el poder. Estos motivos o necesidades aprendidas se activan cuando en el entorno de las personas aparecen unos incentivos específicos. Así, en esas situaciones las personas realizan una serie de conductas y aparecen ciertas emociones asociadas a dichas conductas Por ejemplo:
· Hacer algo bien para demostrar la competencia en una tarea es uno de los incentivos que activan la necesidad de logro.
· Tener influencia sobre un tema es un incentivo de la necesidad de poder y;
· Recibir la aprobación de un amigo es un incentivo de la necesidad de afiliación.

INSTRUMENTOS QUE SE UTILIZAN PARA MOTIVAR LOS HABITOS DE LECTURA
Los programas computacionales ofrecen múltiples oportunidades de aprendizajes en los alumnos para mejorar la comprensión lectora y crean buenos hábitos de lectura.
Los siguientes son algunas ideas de los usos que profesores y alumnos pueden dar a lo programas


Programas utilizados:
- Procesadores de textos: Works, Word, WordPad, WordPerfect, procesador en Creative Writer y ClarisWorks...
Además de instrumento de escritura y edición de textos, los procesadores permiten realizar: revista escolar, avisos publicitarios, ordenar párrafos y estrofas, separar dos poemas, hacer tarjetas personales y de fiestas, crear manuales, mandar sobres, imprimir etiquetas, construir índices, confeccionar reglamentos, dibujar árboles genealógicos, trípticos, informativos, planos del barrio o del colegio, hacer fichas bibliográficas, collages con iniciales o nombres, crear cómics, historietas.

- Correo electrónico: La Plaza, Eudora, Communicator, Explorer, Outloock,...
Envío de mensajes: felicitaciones; participación en canales de conversación con pares y profesionales. Redacción de mensajes, traducción de mensajes, comprensión lectora y construcción escrita de respuestas en otro idioma en situaciones interactivas reales.
Navegación por Internet: Netscape, Explorer...
Búsqueda de información, obtención de software, estudio de comportamientos sociológicos, utilización de bibliotecas digitales, construcción e implementación de sitios Web personales y/o institucionales, lectura de periódicos nacionales y extranjeros, enfoques distintos de un mismo hecho (por ejemplo: segregación racial), compras y/o contratación de servicios, planificación de viajes con sus costos y otros.

El siguiente cuadro proviene de la propuesta presentada con el título de Lectura y Medios tecnológicos, cuyo autor es: Antonio García Velasco, Profesor del Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura, de la Facultad de Ciencias de la Educación, de la Universidad de Málaga
Es un resumen del apoyo de los Medios tecnológicos en las actividades relacionadas con la motivación de la Lectura o preparación para la Lectura:
Actividad
Requerimientos
Ejemplos
Preparación de materiales
Equipo: ordenador, impresora color, escáner...Procesador de textoProcesador de imágenesProcesador-grabador de sonidos (tarjeta de sonido y software)Acceso a InternetAgrado, programa analizador de la lecturabilidad y comprensibilidad de un texto escrito.
- Imágenes de un cuento ("El Frailecillo de la escalera")- Material para preparar la lectura ("La Victoria de Samotracia")- Cuentos desordenados ("La margarita de la contaminación")- Soluciones diferentes para los versos de un poema ("La canción de los tres niños")- Atril-E con materiales bajados de Internet- Ejemplo de Análisis de la lecturabilidad y comprensibilidad de un texto
Lectura selectiva o temática (Análisis de gran cantidad de documentación o textos)
Navegadores de CD-ROMNavegadores para InternetAnalizadores de textos (Escáner, OCR, grabación en ANSI...)BAJEL o Navegador por la Literatura
Literatura medieval en CD-ROM editada por Micronet
Analizador ("Quijote")
Textos bajados de Internet
Producción de material para actividades relacionadas con la lectura
PRETIBIN (programa de ordenador)
Cuestionario y material elaborado sobre el poema "Meditaciones rurales" de Antonio Machado: tarjetas y juego de preguntas"
Escritura como otra cara de la lectura
Programas de escritura automática mediante selección o introducción de elementos.- Castillo de Cuentacuentos- PoéticaProgramas de organización y lectura de textos asociados a imágenes y sonido:- Montaje de Secuencias Multimedia- Atril-E
- Hojas de cuentos aleatorios y disparatados del Castillo de Cuentacuentos- Poemas y textos de Poética- Secuencias con antología poética- Atril-E con "Mi vida de náufrago" y "El espía del ojo de la cerradura"
Un ejemplo de la aplicación sería el siguiente para crear expectativas ante un relato con la lectura "El frailecillo de la escalera"Con el equipo informático requerido, según se ha señalado, procedemos a preparar material para la promoción o preparación de la lectura. Sea, por ejemplo, el material necesario para crear expectativas ante un relato.
1. Tomamos un cuento ilustrado, en este caso el ya citado.
2. Escaneamos las ilustraciones y por medio de un programa de dibujo o de un Procesador de Textos capaz de manipular imágenes (Word, WordPerfect…) imprimimos en trasparencias las sucesivas ilustraciones.3. Ya en clase, por medio del retroproyector vamos presentando las imágenes invitando a los alumnos a que imaginen una historia acorde con las ilustraciones que presentamos. Desde la primera imagen (un convento en primer plano, un campo verde y un pueblo en segundo plano) que hace imaginar historias de intrigas en el convento, rivalidad entre frailes y habitantes del pueblo, etc. hasta la última en la que el frailecillo subido en una larga escalera limpia una lámpara colgada en techo más alto del convento, han pasado una serie de viñetas que van poco a poco reduciendo las posibilidades de la historia a la vez que despertando el interés por conocer lo que verdaderamente ocurre. Mientras tanto se ha potenciado la creatividad, la imaginación, la capacidad de fabular. El ejercicio ha resultado placentero y muy productivo tanto con este cuento como con otros: "La margarita de la contaminación", "Mi vida de náufrago", "El espía del ojo de la cerradura", etc.



CAUSAS DE LA FALTA DE HABITOS DE LECTURA
Un primer tropiezo en la lectura radica en la incapacidad de determinar el significado léxico de ciertas palabras clave.
El uso habitual del diccionario (el de la lengua y los de léxicos especializados) es una herramienta insustituible, aunque no la única.
Un segundo nivel de dificultades radica en la incapacidad de reconocer en la lectura una secuencia coherente de ideas. Lo que se pone a prueba aquí es la competencia gramatical del lector. Esta competencia gramatical es la que permite que si en un parque encontramos un cartel con la inscripción “Prohibido pisar el césped”, entendamos que es la expresión condensada de “La autoridad de este parque anuncia que está prohibido que usted pise este césped”. Entendemos el mensaje a partir de la expresión condensada, porque tanto el emisor como nosotros conocemos el lenguaje de tal modo que se pueda omitir ciertos elementos, que si bien son necesarios para la sintaxis, pueden omitirse por su redundancia u obviedad.
Un tercer nivel de dificultades estriba en reconocer las ideas principales, o dicho de un modo más preciso, reconocer la estructura funcional de los elementos de un texto.
En otros casos, la ambigüedad de una palabra o, más específicamente dicho, su polisemia es explotada para la comunicación. En un graffiti en que se aludía a un conocido político se enunciaba: Fulano, sos como el áloe: todos los días te encuentran más propiedades. Para entender y disfrutar la eficacia del chiste es indispensable reconocer que “propiedades” puede entenderse como “aplicaciones” (medicamentosas o cosméticas del producto) o como “bienes poseídos” (por una persona). Pero para entender el texto, para dar con su sentido, es necesario reconocer lo sarcástico de la formulación, vehículo de lo que el autor quiere comunicar: “Presumimos que tu enriquecimiento es ilícito y lo condenamos moralmente”.
Por fin, en un cuarto nivel, allí en donde se aborda la lectura de un texto cuantitativamente extenso o cualitativamente más desarrollado, la respuesta efectiva a la pregunta- desafío ¿Qué dice el texto? implica referir al texto como un todo con su significado textual. Esta referencia es más un horizonte que una meta: de hecho, puede reconocerse que hay lecturas de diferente calidad, pero es bastante arduo, si no imposible, llevar a cabo una lectura consumada, una lectura exegética perfecta que agote aquello que un texto dice. Hechas estas salvedades, es preciso recordar en todo momento que lo que dice un texto es una función de la totalidad de éste.

Insuficiencias en las aptitudes intelectuales o vocacionales
· Insuficiencias en los conocimientos previos
· Insuficiencias en la motivación
Mientras que en el segundo conjunto tendríamos:
· Insuficiencias en lo que hace específicamente a las técnicas y hábitos de estudioSe pueden clasificar las causas en internas y externas. Dentro de las primeras consideraremos:
- La falta de una cultura literaria en el hogar.
- La falta de libros interesantes y motivadores en la biblioteca del hogar y la escuela.
- La importancia al memorismo y repetición en la enseñanza, que ocasiona dificultades en la creación de imágenes a partir de la lectura.
- La excesiva cantidad de horas que se destina a ver televisión, a los vídeo juegos y a chatear en la red.
- La falta de motivación de la lectura por parte de los padres, quienes no valoran la importancia de la lectura como formación de la persona.
- La falta de lectura de periódicos serios que permiten el aumento del vocabulario de los niños dentro del hogar.
En las causas de orden externo mencionamos:
- Los malos hábitos de lectura que provocan el cansancio ocular, el dolor muscular y el adormecimiento, lo que les obliga a releer, ocupando el doble de tiempo.
- Los problemas de aprendizaje de índole psicológico como la dislexia, la ataxia, etc.

INSTRUMENTOS PARA MOTIVAR Y MEJORAR LA COMPRENSIÒN LECTORA

Siguiendo la propuesta, consideraremos algunos esquemas útiles al alumno para alcanzar la comprensión lectora: la elaboración de esquemas
a) El cuadro sinóptico
b) El mapa semántico
c) El análisis de rasgos semánticos
d) El mapa conceptual
e) El aura conceptual.

En general, estos instrumentos, y las actividades implicadas en su aplicación, tienen en común ser instancias tácticas de la lectura entendida como estrategia, esto es, como una práctica que se objetiva en producciones. Estas producciones testimonian y “dan forma” explícita a la relación activa entre el lector y el texto.
El cuadro sinóptico
En el artículo citado se define el cuadro sinóptico como:
... un organizador gráfico que se emplea desde mucho tiempo atrás para la presentación visual ordenada de los distintos puntos que se abordan en el tratamiento de un tema. Las sinopsis son casi siempre listas de conceptos presentados en una secuencia vertical, por lo que ofrecen una visión limitada de la compleja organización del tema tratado.
(Revista de la Educación del Pueblo, cit.)

El mapa semántico (o grafo léxico)
El mapa semántico es un dispositivo gráfico que ayuda a percibir la relación entre palabras, de modo que su empleo se vincula con el desarrollo del vocabulario, con las estrategias de comprensión lectora y con las técnicas de estudio. (Revista de la Educación del Pueblo, cit.).Un ejemplo simplificado de este “mapa semántico” es éste, realizado por niños de una escuela del barrio de la Unión.

Lo cierto es que un “mapa semántico” o grafo léxico consta de:
· Un término central, esto es, una palabra- problema o la formulación del quid de la situación problemática, la formulación condensada y cabal de lo medular del asunto, hacia lo que se dirige la atención.
· Un conjunto de palabras (asociables de distinto modo con el término central).
· Una red de relaciones o lazos diferenciables.

Esta esquematización conforma de un modo concreto y primario un soporte gráfico de un procedimiento hermenéutico o interpretativo y testimonia en sí una exploración que busca conferir forma conceptual a nuestras nociones. Cuando este grafo léxico se estructure como grafo conceptual tendremos una “forma” para ser contrastada con la estructura conceptual de un texto. En todo caso, no hay que olvidar en ninguna circunstancia que el grafo, tanto léxico como conceptual es una figura de una lectura, no del texto.

El análisis de rasgos semánticos
El análisis de rasgos semánticos es un proceso de comparación que ayuda a distinguir matices de significación. Para realizarlo se elabora una tabla o cuadro de doble entrada: en un eje del cuadro se anotan diferentes ejemplos de la categoría estudiada, y en el otro eje, distintas características que pueden ofrecer o no cada uno de los ejemplos dados.
(Revista de la Educación del Pueblo, cit.).

El ejemplo escolar del artículo citado analiza la categoría “asientos”, distinguiendo semánticamente entre los registros (silla, taburete, sofá, banco escolar, sillón), detectando la presencia positiva o negativa de rasgos en cuatro campos diferentes.




para una persona
con respaldo
de madera
y tela
se puede
hamacar
SILLA
+
+


TABURETE
+



SOFÁ

+
+

BANCO
ESCOLAR

+


SILLÓN
+
+
+
+



El mapa conceptual
A diferencia de los organizadores mencionados anteriormente, que ponían el énfasis en la precisión del vocabulario empleado como forma de abordaje más ajustado al concepto, los mapas conceptuales intentan ubicar a cada concepto en una red que establece sus relaciones y su jerarquía con respecto a otras nociones.
De este modo todo mapa conceptual debe ser un diagrama jerárquico que revele la estructura del conocimiento sobre un tema, un artículo, una disciplina, etc. Dicha estructura puede admitir más de una representación de modo que todo mapa refleja sólo una de las posibles formas de organizar el conjunto de conceptos, aunque podamos juzgar a alguno como más aceptable que otros.
(Revista de la Educación del Pueblo, cit.).

El aura conceptual
Todo concepto pone en relación diferentes fenómenos que se reagrupan por medio de algunos caracteres comunes. A la vez el concepto ya estructurado puede ser un punto de partida de nuevas interrogantes.
Giordan y de Vecchi (Los orígenes del saber, Sevilla, Díada Editora, 1988) sostienen la opinión de que los conceptos no pueden elaborarse unos aislados de los otros ni por acumulación de sus conceptos [sic]; por eso propugnan modos de interpretación del conocimiento y presentan un recurso didáctico, que atiende a la vastedad del campo conceptual que rodea a toda noción.
Dichos autores llaman aura conceptual al conjunto de ideas periféricas que es imprescindible manejar para acceder a una mejor comprensión del tema tratado.
EVALUCIÒN DE LA COMPRENSION LECTORA

Para responder a esta pregunta primero tenemos que tener bien claro ¿qué es la evaluación en términos generales? o ¿cómo se concibe la evaluación en la actualidad dentro del proceso enseñanza aprendizaje?. Al respecto hemos encontrado la siguiente definición “La evaluación se concibe como la indagación, análisis y explicación sistemática y permanente del proceso de aprendizaje, de los avances y de la estabilidad de las adquisiciones que un sujeto manifiesta al interactuar con un determinado objeto de conocimiento, en el contexto de una situación educativa.”
En el caso de la evaluación de la comprensión lectora, una situación de evaluación implica conocer el estado inicial de conocimientos en el que se encuentra un alumno o un grupo , o lo que es lo mismo, una evaluación diagnóstica o inicial que permite, respecto del desarrollo lector, conocer: cuáles son las características de la lectura que realizan de determinados textos, qué tipo de inferencias elaboran para construir sus significados y cuáles son las dificultades a las que se enfrentan para comprenderlos y para dar cuenta de esto mediante respuestas a ciertas preguntas.
También la evaluación opera durante el mismo proceso enseñanza-aprendizaje, se trata de la evaluación formativa, que al estar en la dinámica de una situación didáctica proporciona las bases para tomar “decisiones actualizadas” que promuevan la reorientación, desde el punto de vista metodológico, del proceso enseñanza-aprendizaje de la lectura.
Por lo tanto la evaluación de la comprensión lectora debe caracterizarse por ser una tarea estimulante para los niños. Es decir que ellos conozcan la tarea a realizar en una situación de evaluación, los objetivos que van a alcanzar y los beneficios, así su comprensión mejora, ya que son capaces de orientar su actividad con base en tales objetivos. Los niños pueden comprobar su propia comprensión (metacomprensión) y avanzar por sí mismos en su desarrollo lector.
Simpson(1900) habla de la valoración auténtica de la comprensión de la lectura, de la cual depende del propósito de la misma, que está influenciado por el contexto, la comprensión que el lector tenga del objetivo, la activación del conocimiento de base, el reconocimiento de la estructura del texto y la activación de las estrategias cognitivas que posibilitan la comprensión.
Considerando que la comprensión de la lectura depende de los factores mencionados, creemos necesario realizar algunas consideraciones sobre cada uno de ellos en relación a la valoración auténtica de la lectura. Esto es, nos referiremos: a los conocimientos previos que posee el sujeto, a la estructura del texto, a la metacognición, a los intereses y actitudes frente a la lectura.
Simpson atendiendo a los elementos mencionados, señala lo siguiente:
- Sobre los Conocimientos previos. El propósito de la medición del conocimiento previo es proveer una explicación posible de los puntajes finales de comprensión. Se debe considerar que los conocimientos previos pueden ser una razón de bajos puntajes en la comprensión. La valoración de los conocimientos de base debería medirse por la comprensión de los conceptos importantes de un pasaje de un texto.
-Sobre la Estructura del texto. La implicancia para la valoración es que se deberían usar textos de buena estructura en orden a proveer una valoración de la habilidad de los estudiantes. De otra manera los problemas en la comprensión podrían estar causados por el tipo de estructura o por la falta de ésta en el texto. Por esto mismo se sugiere también que la evaluación debería incluir diferentes tipos de textos.
-Sobre la Metacognición. Se ha establecido que lo que los estudiantes conocen acerca de la metacognición está relacionado con la comprensión lectora. La metacognición es el conocimiento y comprensión que cada sujeto tiene de sus procesos. Esto incluye: el conocimiento de sí mismo, el conocimiento de las demandas de las tareas y la relación entre las demandas de la tarea y las estrategias apropiadas, así como un control o regulación de la tarea.
-Sobre los Intereses y actitudes. Se sugiere que la evaluación debería preocuparse por los intereses de los estudiantes en lectura. También la evaluación puede valorar las actitudes de los sujetos hacia el contenido de los pasajes de los textos que presenten los tests. Las investigaciones señalan que los sujetos comprenden mejor los materiales en los que están interesados y que la diferencia entre las habilidades de comprensión de los lectores se reducen significativamente cuando todos los lectores tienen fuertes conocimientos previos. De este modo, la interpretación de los resultados obtenidos puede mejorarse si se conocen las actitudes de los estudiantes hacia la lectura.
Ahora bien, con la consideración de los factores o aspectos recién comentados lo que cambia son las condiciones bajo las cuales se intenta evaluar la comprensión lectora. Tenemos entonces que los factores que afectan a la comprensión y deben ser valorados son: conocimientos previos, estrategias de lectura, intereses y conducta frente a la lectura.
La comprensión puede ser evaluada en materiales narrativos y expositivos de buena estructura. Como las investigaciones continúan para dilucidar los factores que afectan a la comprensión, se debe considerar que sea posible la inclusión de otros elementos que afecten a la valoración de la lectura y de los que todavía los estudios no pueden dar cuenta.
Como hemos mencionado, lo que ha cambiado para mejorar la comprensión en lectura son las condiciones bajo las cuales se intenta evaluarla.
Simpson (1990) señala que un método simple de valoración de la comprensión de la lectura no puede ser considerado suficientemente efectivo para medir la lectura, esto se debe básicamente a diferentes condiciones que deben ser tenidos en cuenta; estas condiciones indican que:
- la lectura es más compleja de aquello que puede ser medido con un simple instrumento;
- la valoración de diferentes tareas da como resultado diferente información;
- el contexto de valoración afecta las generalizaciones;
- diferentes enfoques de evaluación son efectivos de manera diferente en la medición de varios aspectos de la lectura.
La teoría cognitiva sostiene que en el desarrollo de la lectura interactúan diferentes factores que inciden en la comprensión. De los factores que están involucrados en la lectura algunos pueden ser evaluados cuantitativamente mientras que otros son de más difícil valoración por medio de pruebas cuantitativas. Algunos de los factores que pueden ser evaluados por medio de pruebas estandarizadas en situaciones naturales de lectura son, la habilidad para reconocer definiciones de palabras, la habilidad para reconocer detalles literales en un pasaje de la lectura y la habilidad para reconocer la idea central de un párrafo. Mientras que son más difíciles de evaluar o medir factores tales como las soluciones a problemas, la selección adecuada de estrategias para la comprensión en situaciones de lectura y el conocimiento aplicado que atiende al texto que es examinado. Estos últimos son medidos con poca frecuencia (Simpson, 1990).
Además algunas tareas pueden medirse usando diferentes procedimientos como la observación del docente, muestras de trabajo (work samples), o autovaloraciones de los estudiantes. Este tipo de valoraciones adicionales parecería que agregan información y brindan una imagen más completa de las habilidades que utilizan los sujetos durante la lectura.
Es interesante implementar diferentes procedimientos de evaluación debido a que disminuye la posibilidad de introducir sesgos en los resultados y aumenta la posibilidad de brindar una visión más completa de los lectores. Según Simpson (1990) no se deberían aceptar solamente los resultados obtenidos por medio de tests estandarizados, ya que estos no son más reales que las descripciones narrativas de los docentes sobre el desarrollo de la lectura de sus estudiantes durante un período de tiempo.

A. Situación de evaluación
En el diseño de las situaciones de evaluación el maestro considerará: las características de los alumnos, de los textos, de las preguntas, así como el tiempo y la periodicidad con los que se realizará la evaluación.
Una situación de evaluación consta de cuatro momentos:
1. Indagación del conocimiento previo que los niños poseen sobre el tema del texto que posteriormente se les pedirá que lean.
2. Lectura, por parte de cada niño, del texto correspondiente.
3. Responden un cuestionario sobre el contenido del texto previamente leído.
4. Análisis de las respuestas que cada niño dio, para interpretarlas y conocer la comprensión lectora de los alumnos.


B. Material de evaluación
* Textos
Para evaluar se sugiere utilizar textos entre narrativos e informativos, con su correspondiente cuestionario. Algunos de los textos pueden ir acompañados de imágenes
Los criterios para analizar los textos y ordenarlos en una secuencia relacionada con las características de los alumnos:
Tema.
Cantidad y tipo de información.
Complejidad sintáctica.
Clases y subclases de inferencias que implican.
Extensión y exigencia de conocimientos previosespecíficos sobre los temas.
Complejidad de preguntas.
* Cuestionarios
Los cuestionarios pueden incluir preguntas cerradas o abiertas, con preguntas claras que apunten a los criterios a evaluar.

En el momento de evaluar la capacidad lectora de una persona, se pueden diferenciar dos aspectos. Ambos son importantes y hay que tenerlos en cuenta en la misma medida a la hora de valorar la forma de leer. Son los siguientes:

Velocidad lectora.

Comprensión lectora.

A. Velocidad lectora
En nuestra cultura, la lectura se realiza de izquierda a derecha. En este proceso, el principal órgano lector es el ojo. Sin embargo, el ojo no se desliza de forma continua, sino que se mueve dando breves saltos. Estas breves detenciones de denominan "fijaciones". El buen lector hace fijaciones amplias. En cada una de ellas capta con claridad cuatro o cinco letras y percibe otras palabras no tan claras, pero que nuestro cerebro sí reconoce y capta. Se trata de conseguir, por tanto, que el ojo capte, en una sola fijación, el mayor número posible de palabras. Para ello se utilizan diversas técnicas:

Ampliación del campo de percepción visual.

Deslizamiento de la vista por la parte superior de las palabras.

Supresión de la percepción de espacios.

B. Comprensión lectora
Comprender es entender el significado de algo. Es decir, entender tanto las ideas principales como las ideas secundarias de un texto. Por tanto, se debe entender el significado explícito como aquellas que expresan el mensaje de fondo que el autor quiere comunicar. Para poder distinguir la idea principal de un texto hay que prestar mucha atención a la palabra clave que más se repite y a sus sinónimos, que a menudo se reúnen bajo el mismo concepto semántico. Además, la idea principal es imprescindible. Si se suprime, el sentido global del párrafo queda incompleto.
Para poder distinguir la idea secundaria hay que tener en cuenta que si la eliminamos, el párrafo no pierde su contenido esencial. Estas ideas suelen ser repeticiones de la idea principal, pero con diferentes palabras. Su función es apoyar el mensaje clave. Explicarlo y acompañarlo, para reforzar más su comprensión.

ESTRATEGIAS PARA LOGRAR EL HABITO DE LECTURA EN LOS ALUMNOS

Como tal entendemos: la ejecución de un conjunto de acciones sucesivas y sistemáticas encaminadas a despertar o favorecer el interés por los materiales de la lectura y su utilización cotidiana, no sólo como instrumentos informativos o educacionales, sino como fuentes de entretenimiento y placer.
Para terminar estas definiciones, podemos decir que formar hábitos de lectura es lograr que el individuo recurra regularmente, y por su propia voluntad, a los materiales de lectura como medio eficaz para satisfacer sus demandas cognitivas y de esparcimiento.
Para considerar las estrategias a fin de lograr el hábito de la lectura en los alumnos es necesario considerar primero las ventajas que implica leer y comprender lo que se lee; es decir, responder a las preguntas ¿por qué y para qué leer?
La lectura trae muchos y variados beneficios a las personas; estos beneficios son aprovechados de manera diferente por cada individuo, quien es el que va a interiorizar su importancia, así “el beneficio personal que cada lector saca de la lectura es muy variado, pues todas las actividades humanas —por ser libres— son irrepetibles y personales.”
En cualquier caso, podemos afirmar que con la lectura llegan a la persona un cúmulo de bienes que la mejoran.
La lectura no solo proporciona información (instrucción) sino que forma (educa) creando hábitos de reflexión, análisis, esfuerzo, concentración... y recrea, hace gozar, entretiene y distrae.

* La lectura ayuda al desarrollo y perfeccionamiento del lenguaje. Mejora la expresión oral y escrita y hace el lenguaje más fluido. Aumenta el vocabulario y mejora la ortografía.

* La lectura mejora las relaciones humanas, enriqueciendo los contactos personales.

* La lectura da facilidad para exponer el propio pensamiento y posibilita la capacidad de pensar.

* La lectura es una herramienta extraordinaria de trabajo intelectual ya que pone en acción las funciones mentales agilizando la inteligencia. Por eso tiene relación con el rendimiento escolar.

* La lectura aumenta el bagaje cultural; proporciona información, conocimientos. Cuando se lee se aprende.

* La lectura amplía los horizontes del individuo permitiéndole ponerse en contacto con lugares, gentes y costumbres lejanas a él en el tiempo o en el espacio.

* La lectura estimula y satisface la curiosidad intelectual y científica.

* La lectura despierta aficiones e intereses.

* La lectura desarrolla la capacidad de juicio, de análisis, de espíritu crítico.

* La lectura fomenta el esfuerzo pues exige una colaboración de la voluntad. La lectura exige una participación activa, una actitud dinámica. El lector es protagonista de su propia lectura, nunca un sujeto paciente.

* La lectura potencia la capacidad de observación, de atención y de concentración.

* La lectura facilita la recreación de la fantasía y el desarrollo de la creatividad. El lector, durante la lectura, recrea lo que el escritor ha creado para él.

* La lectura es un acto de creación permanente. Laín Entralgo señala: «Todo cuanto un hombre lee es por él personalmente recreado, vuelto a crear (...). Pero el lector, además de recrear, se recrea, se crea a sí mismo de nuevo, vuelve a crear su propio espíritu».

* Las lecturas nos cambian igual que las buenas o las malas compañías. Toda lectura deja huella...

* La lectura favorece el desarrollo de las virtudes morales siempre que los libros se seleccionen adecuadamente. Las lecturas proponen modelos para admirar e imitar; y, mientras los modelos vivientes (padres, profesores, etc.) pasan, los protagonistas de los libros permanecen.

* Las lecturas nos hacen más libres. Hace unos años hubo un eslogan para la promoción de la lectura que decía: «Más libros, más libres».

* La lectura potencia la formación estética y educa la sensibilidad estimulando las buenas emociones artísticas y los buenos sentimientos. Las lecturas nos ayudan a conocernos a nosotros mismos y a los demás, y —de este modo— favorecen la educación del carácter y de la afectividad, despertando buenos sentimientos. La lectura nos enriquece y nos transforma, nos hace gozar y sufrir.

* La lectura es un medio de entretenimiento y distracción, que relaja, que divierte.

* La lectura es una afición para cultivar en el tiempo libre, un hobby para toda la vida. Una afición que puede practicarse en cualquier tiempo, lugar, edad y situación....

* La lectura es fuente de disfrute, de goce, de felicidad. Se ha hablado mucho de «el placer de leer», y esta frase expresa una verdad. Leer es una pasión, algo que envuelve a la persona entera y le comunica un deleite porque es una actividad auténticamente humana.
Es importante que las personas, especialmente los alumnos y sus respectivas familias conozcan e interioricen la importancia y los beneficios de la lectura, para que sea una motivación y aliciente a su esfuerzo personal a mejorar la comprensión lectora y adquirir hábitos de lectura
En un segundo lugar hay que diferenciar tipos de lectura:

1. Lectura mecánica
Se limita a identificar palabras prescindiendo del significado de las mismas. Prácticamente no hay comprensión.

2. Lectura literal
Comprensión superficial del contenido.

3. Lectura oral
Se produce cuando leemos en voz alta.

4. Lectura silenciosa
Se capta mentalmente el mensaje escrito sin pronunciar palabras. El lector puede captar ideas principales.

5. Lectura reflexiva
Máximo nivel de comprensión. Se vuelve una y otra vez sobre los contenidos, tratando de interpretarlos. Es la más lenta.

6. Lectura rápida
Sigue la técnica del “salteo” que consiste en leer a saltos fijándose en lo más relevante. Es una lectura selectiva.

Igualmente se deben detectar los malos hábitos en la lectura para irlos corrigiendo hasta hacer cada vez más competente al lector. Estos son:
1. La regresión
Consiste en volver atrás sobre lo leído, antes de terminar el párrafo. Muchas veces, se hace de forma inconsciente. La regresión provoca un efecto negativo sobre la velocidad de lectura y la comprensión de lo leído, porque se divide el pensamiento, se pierde la idea general. Todavía hay muchos lectores que creen que con este medio se reafirma la comprensión de lo leído.

2. La vocalización
Cuando la lectura se acompaña con movimientos labiales, aunque no emita sonidos. Constituye un gran impedimento para la buena lectura porque el lector tiene que estar pendiente de cada palabra y de vocalizarla. Así se distrae la atención de lo fundamental.

3. Movimientos corporales
La lectura es una actividad mental y todo movimiento físico es innecesario, salvo el de los ojos. Algunos lectores se balancean, se sirven del dedo para recorrer las líneas, adoptan malas posturas, cuando el cuerpo debería estar relajado.

4. Vocabulario deficiente
El buen lector tiene a mano y consulta con frecuencia el diccionario. Si el vocabulario es escaso habrá textos en los que descartamos gran cantidad de palabras y expresiones que harán que nuestra lectura sea lenta.


Planteamos algunas sugerencias generales para contribuir al interés por leer y la comprensión lectora, clasificadas en tres tipos


1.-En relación a las actividades pedagógicas:

* Tener en la sala un sector destinado a la lectura, que sea cómodo y atractivo con libros, diarios, y revistas adecuados a los niños.-

* Ofrecer a diario una instancia para la lectura silenciosa de materiales auto seleccionados y con la participación del profesor como modelo

* Brindar espacios para que los niños se relaten unos a otros las lecturas personales ,las comenten y recomienden y , así se motiven entre ellos.-

* Leer cuentos o registros de experiencias propios o creados por el profesor

* Crear diarios murales donde existan turnos para renovarlos con registros propios de la vida del curso, listas de materiales, responsabilidades , humor ,noticias ,etc.

* Incentivar uso de libretas de comunicaciones ,agendas, planes de trabajo de la semana , horarios de estudio.-

* Incluir un espacio para que, periódicamente ,el profesor ,alumnos, docentes de otros cursos y autores o personas de la comunidad les lean narraciones y poemas.-



2.- En relación al proceso lector:



* Leer con propósitos claros y definidos

* Realizar estrategias de desarrollo de la comprensión: Antes ,durante y después de la lectura.- En estos distintos momentos ,preocuparse de seleccionar variadas actividades para desarrollar la comprensión que dependerá del tipo de texto elegido ,por ejemplo: hacer predicciones ;responder preguntas explícitas ,implícitas, valorativas, creativas ; ordenar secuencias ;establecer relaciones causa y efecto, elaborar mapas conceptuales

* Seleccionar preguntas que estimulen el pensamiento ,que sean claras ,sin ambigüedades y que estimulen respuestas amplias

* Estimular que los alumnos se auto formen preguntas sobre los textos que leen e interroguen a sus compañeros.-



3.- En relación con la biblioteca de aula:

Contar con una biblioteca de aula que reúna las siguientes condiciones:


* Que los libros estén al alcance de los alumnos

* Sean legibles desde el punto de vista gráfico

* Tengan vocabulario adecuado al nivel de los niños

* Que sean variados

* Que contenga además producciones realizadas por los mismos niños


El siguiente es un modelo del proceso de la lectura para seguirlo y adquirir con el tiempo hábitos de lectura y una mejor comprensión lectora

Este´proceso se define como “un proceso interno, inconsciente (Solé, 1994). Debe asegurar que el lector comprende el texto y que puede ir construyendo ideas sobre el contenido extrayendo de él aquello que le interesa. Esto sólo puede hacerlo mediante una lectura individual, precisa, que le permita avanzar y retroceder, que le permita detenerse, pensar, recapitular, relacionar la información nueva con el conocimiento previo que posee. Además deberá tener la oportunidad de plantearse preguntas, decidir qué es lo importante y qué es secundario.”

En el proceso de la lectura se pueden contemplar tres momentos, y en cada uno se plantean situaciones de aprendizaje:

Antes de la lectura, respondiendo a preguntas tales como:

· ¿Para qué voy a leer?

· ¿Qué sé de este texto?

· ¿De qué trata este texto? ¿Qué me dice su estructura?

Durante la lectura, realizando tareas como:

· Formular hipótesis y hacer predicciones sobre el texto

· Formular preguntas sobre lo leído

· Aclarar posibles dudas acerca del texto

· Releer partes confusas

· Consultar el diccionario

· Pensar en voz alta para asegurar la comprensión

· Crear imágenes mentales para visualizar descripciones vagas

Después de la lectura, con actividades como:

· Hacer resúmenes

· Formular y responder preguntas

· Recontar

· Utilizar organizadores gráficos

Toda esta nueva concepción del proceso de comprensión lectora implica bastante más que decodificar palabras de un texto, contestar preguntas después deuna lectura literal, leer en voz alta, siempre leer solo y en silencio o una simple identificación de palabras. Lo que se alcanza es que la misma persona monitoree su comprensión lectora, establezca relación entre lo que lee y sus intereses personales y se automotive y autoevalúe.
La siguiente es una estrategia formulada y ejecutada por la Universidad de los Andes que consiste en un Plan Lector, que presenta varias etapas:

a. Formulación del Plan Lector, para lo cual, primero realizan un diagnóstico que servirá de base para determinar las características del Plan Lector, precisar objetivos, acciones, modalidades de trabajo y ejecución
b. Implementación de la biblioteca, que contempla sub etapas relacionadas con:- Selección del material bibliográfico adecuado: consiste en determinar, en conjunto con la Escuela o Colegio y utilizando como base un listado ya elaborado, los ajustes de los criterios generales de adquisición y definir los nuevos títulos y el número de ejemplares que constituirán la Biblioteca. Se establecen, además, las prioridades del proceso de adquisición y se definen las orientaciones y especificaciones necesarias para la clasificación y cuidado del material bibliográfico.- Diseño y/o adecuación de las instalaciones físicas: define las especificaciones de diseño para la instalación o adecuación del local en que funcionará la Biblioteca en cada establecimiento escolar, y sus condiciones de funcionamiento así como también el mobiliario a usar.- Preparación del material: los libros ya existentes (cuando los hay) más los nuevos que se compran son ingresados, forrados y catalogados con el sistema Dewey para el uso de alumnos, profesores, administrativos y apoderados.
c. Identificación y perfeccionamiento del bibliotecario: se refiere a la selección y capacitación de una persona con dedicación exclusiva para la biblioteca (44 horas semanales). La selección consiste en :- establecer el perfil profesional que ha de cumplir la persona a contratar de acuerdo a las condiciones del Plan Lector, - buscar los técnicos idóneos (principalmente a través de la realización de los Talleres y del Curso), - y seleccionar en conjunto con la Escuela o Colegio, el que se estime más adecuado.


La capacitación, un curso de bibliotecología básica, consiste en preparar a la persona en:
Valor de la lectura.
Procesamiento de la colección (preparación, uso de tarjetas, registro y clasificación con sistema Dewey).
Organización de la colección en las estanterías (por tema, edad y colección).
Técnicas de préstamo.
Atención de la hora de biblioteca.
Lectura de una parte importante de la colección.
Uso de los programas computacionales para bibliotecas.
Mantenimiento de las bases de datos que se establezcan.
Además, el perfeccionamiento contempla la visita a la biblioteca modelo o piloto (Biblioteca Gonzalo Domeyko Matte de la Escuela Arturo Matte) en la cual el bibliotecario podrá interiorizarse de:- el manejo de la biblioteca en general, - la aplicación de diversas técnicas, - la asistencia a los alumnos en la selección de sus lecturas, - la relación profesores- bibliotecario.
d. Perfeccionamiento a profesores: al iniciarse el Proyecto Lector en cada establecimiento, se describe y explica el mismo a todo el personal (docentes, directivos, personal administrativo y auxiliar) que allí trabaja, con el propósito de que se involucre en su desarrollo desde los particulares enfoques de asignaturas o cursos.Esta etapa se traduce en un curso de capacitación de 48 horas presenciales, dictado por relatores de la Universidad de los Andes Los temas generales son:
Bases para implementar un Programa Lector (10 horas).
Estrategias metodológicas para desarrollar la lectura en el nivel preescolar y básico (14 horas).
Repertorio de libros para un Proyecto Lector (12 horas).
Tratamiento de la Literatura en la Educación Preescolar y Básica (12 horas).
Los contenidos específicos a tratar son:1. Taller inicial: lenguaje y literatura.2. Importancia de la lectura: motivación.3. Objetivos generales de un Proyecto Lector.4. Tipos de lectura y su importancia.5. Mecánica lectora.6. Lectura literaria para jóvenes: narrativa, poesía, teatro.7. Agentes lectores: familia, profesores, bibliotecarios, comunidad.


e. Aplicación del programa lector En esta etapa, se diseñan, en conjunto con los directivos y los profesores, el programa de actividades del Plan Lector para todos los niveles del colegios, desde inicial hasta el nivel que atienda la escuela. El diagnóstico realizado a los alumnos previamente y el trabajo efectuado con los profesores durante el curso de perfeccionamiento son elementos esenciales para el diseño del Plan Lector. La prioridad se centra en insistir en aquellos aspectos más débiles respecto a la lectura personal recreativa, tanto en profesores como en alumnos. Se trata de lograr impregnar tanto a profesores como a alumnos del gusto y de la pasión por la lectura como actividad de tiempo libre, elegida, e implementarlo a través del Proyecto Lector en el colegio.En éste, se incluyen ítems para profesores, alumnos y padres relacionados con: - Préstamo de libros, - lectura común, - uso de la biblioteca, - cuenta-cuentos, - actividades de lenguaje, - lectura personal, entre otras.Dentro de las actividades relacionadas con la lectura son especialmente destacadas:
La lectura sistemática de cuentos (infantiles, universales, tradicionales, y otros) en voz alta del profesor a sus alumnos.
La lectura común de los alumnos con comentarios y actividades relacionadas con lo leído.
Elección y lectura libre de los alumnos apoyados por la bibliotecaria, considerando cuidadosamente la adecuación a la edad y la complejidad del texto.
f. Evaluación y seguimiento de los resultados: Se trata de establecer acciones de seguimiento y evaluación que permitan un adecuado control de la calidad y de la efectividad del Plan Lector. Estas pueden resumirse en los siguientes aspectos:- Seguimiento semanal: Se inicia cuando la biblioteca está completamente habilitada y es realizado por supervisoras de la Universidad de los Andes. Su objetivo principal es que los niños visiten la biblioteca y saquen libros.Este contempla aspectos tales como: - Educación de usuario.- Inicio y sistematización del préstamo a domicilio.- Elaboración, en conjunto con el colegio, del horario de biblioteca y verificación de que se cumpla.- Actividades de promoción del libro (cuenta-cuentos, dramatizaciones, lectura de extractos de obras)- Planificación, en conjunto con el bibliotecario, de visitas a los cursos para hacer promoción de los libros.- Registro de cifras de préstamo semanales. - Registro de problemas o inquietudes. - Involucramiento de los profesores en las actividades relacionadas con la biblioteca y la lectura. - Promoción de una comunicación fluida entre la bibliotecaria y el Director.- Información de las actividades de la biblioteca al Director del establecimiento. Este seguimiento tiene una duración de tres años y se hace en forma oral con apoyo de la Dirección. Mensualmente, las supervisoras entregan un informe que contempla estos ítems a la Universidad de los Andes y a la S.I.P..- Evaluación de proceso: Se realiza después del primer año de Proyecto Lector y mide la disposición hacia la lectura a través del mismo cuestionario aplicado en el diagnóstico. El objetivo es detectar los cambios que se han producido en ésta después de una primera aproximación a los libros y la lectura.Esta prueba informal se toma al 25% de los alumnos (Tabla del 4 de la lista del curso) y al 100% de los profesores.Una vez obtenidos los resultados, se define un reforzamiento para los profesores en los aspectos que sientan más débiles en el desarrollo del Proyecto Lector , por ejemplo, técnicas para mejorar la hora del cuento, orientaciones para motivar a los adolescentes o formas de evaluar la lectura recreativa. - Evaluación final: Consiste en repetir las pruebas tomadas durante el diagnóstico (Comprensión de lectura y disposición hacia la lectura) al mismo porcentaje de alumnos (50% comprensión; 50% disposición), profesores (100%) y apoderados (10%).El objetivo es comparar los resultados para conocer cuantitativa y cualitativamente el impacto del Proyecto Lector en el establecimiento después de tres años de aplicación.



BIBLIOGRAFIA

http://www.galeon.com/pcazau/guia_test08.htm

http://www.orientared.com/arc/complec.pdf

http://www.iacd.oas.org/Interamer/palacios.htm

http://www.espaciologopedico.com/articulos2.asp?id_articulo=498

http://www.educandojuntos.cl/dms/cat_957.html^Presenta

http://www.iespana.es/comoestudiar/la_lectura.htm

http://www.espaciologopedico.com/articulos2.asp?id_articulo=501

http://www.rmm.cl/index_sub2.php?id_contenido=2198&id_portal=125&id_seccion=656

http://www.unrc.edu.ar/publicar/cde/Bono,%20Donolo,%20Rinaudo.htm

http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=394

http://www.ada.or.cr/esp/prevencion.html

http://www.iacd.oas.org/Interamer/Interamerhtml/Palacioshtml/Pal_Intro.htm.

http://www.rmm.cl/index_sub3.php?id_contenido=2728&id_seccion=1046&id_portal=180

http://www.cnice.mecd.es/recursos2/orientacion/01apoyo/op06_f.htm.

www.educarchile.cl/medios/20030317104053.doc

www.apoyolingua.com/comprension

www.huascaran.edu.pe/boletin/0_link/b_e17comunicacion_comprension.doc

www.c5.cl/ieinvestiga/actas/ribie

http://www.clubdelibros.com/profol19.htm

http://www.berrikuntza.net/recursos/rec-list.tcl?qtsop=Libros

http://discovery.chillan.plaza.cl/~uape/actividades/etapa2/software/doc/usos_que_se_le_puede_dar_a_las_h.htm

http://iris.cnice.mecd.es/ceiie/area3/documentacion/comunicaciones/html/3comunicacion06.html

http://www.educandojuntos.cl/dms/cat_1015.html

1 Comments:

Blogger Luis Bretel said...

Queridos amigos, he leído su trabajo y contrastándolo con su rubrica la calificación sería la siguiente:

Uso de Internet: 0, ya que han consultado menos de 35 páginas web.

Responde a las preguntas: 90 puntos.

Aplicación: 120 puntos.

Profundidad y Actualidad de la Información: 90 puntos.

Redacción: 40 puntos.

Por ello tienen en total 340 puntos sobre un máximo posible de 400.

December 1, 2004 at 4:56 AM  

Post a Comment

<< Home